¿Qué hacer si el despido se produce durante una enfermedad?

¿Qué hacer si el despido se produce durante una enfermedad?

En España, aunque existe una gran protección para los trabajadores que sufren una enfermedad durante el ejercicio de su trabajo, todavía hay casos en los que los empleadores optan por despedir al empleado estando en esa situación. En este artículo, como abogado laboralista, te explicaré cuál es la mejor opción si estás en una situación similar.

1. Comprobar si existe una causa de despido

En primer lugar, es importante comprobar si el empleador tiene una causa justificada para el despido. El despido durante una enfermedad puede ser justificado en casos de ineptitud sobrevenida, pero solo si esta tiene lugar después de un periodo de trabajo en el que esta persona acostumbraba a realizar su trabajo sin complicaciones. Por lo tanto, es importante analizar si existen justificaciones para el despido.

2. Pedir la baja médica

Si estás enfermo y, por tanto, en una situación de baja médica, es importante pedir una baja médica que te permita estar en tu casa recuperándote de tu enfermedad. De esta manera, podrás acreditar que estás enfermo y que no puedes acudir al trabajo. Sin este permiso médico, la situación puede ser más complicada.

3. Revisar el Convenio Colectivo

En función de tu convenio colectivo, puede haber ciertas cláusulas que indiquen cuál es el procedimiento para el despido en caso de enfermedad. En algunos convenios, el empleado tiene derecho a un preaviso anterior al despido y, a menudo, a una indemnización. Asegúrate de revisar el Convenio Colectivo que se aplica a tu situación.

4. Pedir asesoramiento legal

Si crees que tu despido es injustificado, lo más aconsejable es acudir a un abogado laboralista que te asesore sobre la mejor manera de proceder. Este especialista te ayudará y te proporcionará orientación sobre tus opciones.

5. Demostrar falta de causa justificada

Si no hay una causa justificada para el despido, tienes derecho a reclamar una indemnización. En muchos casos, la jurisprudencia exige la demostración de la falta de causa justificada, lo que significa que no todo despido durante una enfermedad está justificado.

6. Pedir una mediación o un arbitraje

Si no se llega a un acuerdo, se puede solicitar una mediación o un arbitraje para resolver el conflicto. Este es un proceso legal que implica que ambas partes intenten llegar a un acuerdo al margen de un procedimiento judicial. En cualquier caso, es importante buscar una solución lo antes posible.

7. Anteponer la salud a cualquier otra cosa

Por último, pero no menos importante, anteponer la salud a cualquier otra cosa. La salud es lo más importante, y todos debemos cuidarla. Si te encuentras en una situación de enfermedad, es importante que hables con tu empleador y que este te proporcione los recursos necesarios para reducir el impacto de la situación.

Conclusión

En resumen, el despido durante una enfermedad no es algo que deba considerarse normal, y hay muchas maneras de luchar contra él. No dudes en acudir a un abogado laboralista para que te ayude a solucionar el problema. Asimismo, recuerda que lo más importante es tu salud y que, por tanto, debes anteponerla a cualquier otra cosa.