Pasos a seguir después de ser despedido

En este post te brindaremos algunos consejos sobre los pasos a seguir después de ser despedido de tu trabajo. Sabemos que este puede ser un momento difícil, pero es importante que sepas que tienes ciertos derechos y opciones disponibles para ti. Como abogados laboralistas, hemos trabajado con muchos clientes en esta situación y queremos compartir nuestras experiencias contigo para que puedas sentirte más preparado y empoderado.

1. Toma tiempo para ti

Lo primero que debes hacer después de ser despedido es permitirte un tiempo para procesar lo que ha sucedido. Este puede ser un momento emocionalmente difícil, así que date tiempo para reflexionar, descansar y recuperarte antes de empezar a tomar decisiones importantes. Si es posible, tomate unos días libres para reflexionar y pensar en tu futuro.

2. Conoce tus derechos

Es importante que conozcas tus derechos como trabajador después de un despido. Puedes revisar tu contrato de trabajo para comprender tu situación legal y también puedes buscar información en línea o solicitar ayuda de un abogado laboralista. Es importante que sepas si tienes derecho a un salario de salida, vacaciones no tomadas, una indemnización o cualquier otro beneficio que pueda estar a tu disposición.

2.1 La indemnización por despido

Uno de los aspectos más relevantes al momento de ser despedido es el cálculo de la indemnización que te corresponde. De manera general, se consideran como causas justificadas el despido por causas objetivas, ciertas y concretas, como la falta de adaptación del empleado a las novedades técnicas en su puesto, faltas de asistencia o puntualidad, o motivos económicos. En estos casos, se abona una indemnización equivalente a 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Pero si existe alguna conducta irregular por parte de la empresa que no haya sido debidamente justificada, puedes reclamar por el despido nulo o improcedente. En cualquier caso, recuerda que tienes derecho a conocer los motivos del despido y también puedes solicitar un documento que certifique las circunstancias de tu salida de la empresa.

3. Prepara tu currículum y busca trabajo

Una vez que hayas tomado el tiempo suficiente para recuperarte, es hora de empezar a buscar trabajo nuevamente. Esto puede parecer desalentador, pero con un buen currículum, una carta de presentación sólida y una actitud positiva, puedes conseguir el trabajo que buscas. Si no tienes mucho éxito inicialmente, no te desanimes y sigue intentándolo. Puedes intentar abrir tu propia empresa o trabajar por cuenta propia si tienes una habilidad específica.

4. Busca asesoramiento legal

Puede ser difícil entender las complejas leyes laborales, especialmente en lo que respecta a los despidos. Si tienes preguntas o inquietudes sobre tu caso específico, no dudes en contactar a un abogado laboralista. Ellos podrán ayudarte a comprender tus derechos y opciones legales, y podrán asesorarte sobre el mejor camino a seguir. También pueden representarte en una demanda laboral.

5. Considera solicitar el paro

El paro o seguro de desempleo es una ayuda económica que ofrece el gobierno a aquellos que han sido despedidos. Si tienes derecho a esta ayuda, puede proporcionarte un alivio financiero durante este momento difícil. Para solicitar el paro, debes presentar una solicitud dentro de los 15 días hábiles posteriores a tu despido y cumplir con algunos requisitos básicos. Un abogado laboralista puede ayudarte en este proceso.

5.1. Requisitos para solicitar el paro

  • Tener al menos 12 meses consecutivos de cotización.
  • Estar inscrito en el servicio público de empleo correspondiente a tu comunidad autónoma.
  • Estar en situación legal de desempleo.
  • No haber alcanzado la edad legal de jubilación.
  • No estar trabajando en otra empresa a tiempo completo.

Conclusion

En conclusión, ser despedido puede ser una experiencia difícil y estresante, pero no tienes que enfrentarlo solo. Tómate el tiempo para procesar lo que ha sucedido, conoce tus derechos legales, busca trabajo y considera solicitar el paro si es necesario. Si tienes preguntas o inquietudes, siempre puedes buscar la ayuda de un abogado laboralista que tenga experiencia en casos similares. Recuerda que este no es el fin del mundo, sino una nueva oportunidad para encontrar algo mejor.