Cómo reclamar si se te ha despedido injustamente

Introducción

El despido es una situación difícil para cualquier trabajador, pero si se trata de un despido injusto, el impacto en su vida puede ser aún mayor. Es importante conocer cuáles son los derechos laborales que tienen los trabajadores en estas situaciones y cómo reclamar cuando se produce un despido injusto. En este artículo, se darán a conocer los pasos necesarios para poder reclamar si se ha producido un despido injusto. Para ello, se comenzará por definir qué se considera un despido injusto y cuáles son los motivos principales por los que se puede considerar injusto. Luego se explicará cómo se puede hacer una reclamación y cuáles son los plazos establecidos para ello.

¿Qué se considera un despido injusto?

Un despido se considera injusto cuando se realiza sin justificación suficiente o sin seguir los procedimientos legales establecidos. Dicho esto, se pueden identificar varios motivos por los que un despido se puede considerar injusto. En primer lugar, si el trabajador ha sufrido discriminación por razones de género, orientación sexual, religión, raza o cualquier otra circunstancia protegida por la ley, el despido será considerado injusto. También se considera un despido injusto si el trabajador ha sido despedido como represalia por haber ejercido algún derecho laboral reconocido por la ley. Por ejemplo, si el trabajador ha participado en una huelga, ha denunciado una situación de acoso en el trabajo o ha solicitado permisos por motivos legales (maternidad, paternidad, etc.), un despido posterior a estas acciones se considerará injusto. En resumen, los motivos principales por los que se puede considerar un despido injusto son los siguientes:
  • Discriminación por cualquier motivo protegido por la ley.
  • Despido como represalia por haber ejercido algún derecho laboral reconocido.

¿Cómo se puede reclamar un despido injusto?

Si el trabajador considera que se ha producido un despido injusto, lo primero que debe hacer es demostrar ese despido y los motivos que lo hacen injusto. Para ello, deberá recopilar toda la documentación relativa a su relación laboral: contrato, nóminas, finiquito, cartas de despido, etc. A continuación, el trabajador deberá presentar una reclamación ante la empresa en la que se detalle los motivos por los que se considera injusto el despido.
  • La reclamación deberá hacerse por escrito y dirigida al representante legal de la empresa en cuestión.
  • En la reclamación, el trabajador deberá detallar los hechos y aportar toda la documentación que se tenga relacionada con la relación laboral.
La empresa tiene un plazo de 20 días para responder a la reclamación del trabajador. Si la empresa no responde en este plazo o la respuesta no es favorable para el trabajador, este podrá iniciar una demanda ante los Juzgados de lo Social.

¿Cuál es el plazo para presentar una demanda?

Si tras presentar la reclamación, la empresa ha respondido de forma negativa o no ha respondido en un plazo de 20 días, el trabajador puede iniciar una demanda ante los Juzgados de lo Social. El plazo para presentar la demanda es de 20 días hábiles contados desde la fecha de la respuesta negativa o desde el final del periodo de 20 días si la empresa no ha respondido en ese tiempo.

¿Qué consecuencias tiene un despido injusto?

Si se demuestra que el despido ha sido injusto, el trabajador tendrá derecho a una serie de indemnizaciones y puede solicitar la readmisión en la empresa en la que trabajaba. La indemnización variará en función de la antigüedad del trabajador en la empresa. En caso de que se opte por la readmisión, el trabajador podrá exigir que se le abone los salarios que no ha percibido desde la fecha del despido hasta la fecha de la readmisión.

Conclusiones

Un despido injusto puede ser una situación complicada para el trabajador, pero es importante conocer los derechos laborales que se tienen en estas situaciones y cómo reclamar para poder recuperarlos. Si se considera que se ha producido un despido injusto, es fundamental recopilar toda la documentación necesaria y, a continuación, presentar una reclamación ante la empresa. Si la respuesta no es favorable para el trabajador, este podrá iniciar una demanda ante los Juzgados de lo Social en un plazo determinado. En resumen, ante un despido injusto, es importante no perder la calma, informarse de los derechos laborales y seguir los procedimientos legales necesarios para poder reclamar y recuperarlos.