Tipos de arbitraje laboral

Introducción

En el mundo laboral, los conflictos entre empleadores y empleados son inevitables. Cuando estos conflictos no pueden ser resueltos por medios informales, pueden ser llevados a tribunales o a procesos de arbitraje laboral. El arbitraje laboral es una forma de resolver conflictos laborales sin tener que recurrir a los tribunales. Es un proceso en el que se utiliza a un árbitro, quién es un tercero imparcial, para tomar una decisión que será vinculante para ambas partes. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de arbitraje laboral.

Arbitraje Voluntario

El arbitraje voluntario ocurre cuando ambas partes involucradas en un conflicto laboral están de acuerdo en someter el caso a un árbitro, debido a que esperan que el proceso sea menos costoso y más rápido que una demanda ante los tribunales. El arbitraje voluntario no es vinculante, lo que significa que las partes no están obligadas a aceptar el resultado del arbitraje. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las partes aceptan la decisión arbitraria porque ambas partes han tenido la oportunidad de ser escuchadas.

Arbitraje Obligatorio

El arbitraje obligatorio ocurre cuando las partes en un conflicto laboral no pueden llegar a un acuerdo y deciden someter el caso a un árbitro obligatorio. En este caso, el resultado del proceso de arbitraje es vinculante para ambas partes y no se puede apelar. El arbitraje obligatorio se utiliza a menudo en contratos colectivos de trabajo, cuando los empleadores y los sindicatos han llegado a un punto muerto en las negociaciones y necesitan un tercero para resolver el conflicto.

Arbitraje de Interés Compulsivo

El arbitraje de interés compulsivo se utiliza cuando un conflicto laboral ha llegado a un punto crítico y puede tener un impacto significativo en la sociedad en general, por ejemplo, en el sector de la salud o en el transporte público. En este caso, el gobierno puede intervenir y ordenar a las partes que se sometan a un arbitraje de interés compulsivo. El resultado del arbitraje es vinculante para ambas partes y no se puede apelar.

Arbitraje Final y Obligatorio

El arbitraje final y obligatorio es similar al arbitraje obligatorio, con la diferencia de que el árbitro es importante de tomar la decisión final y vinculante de las partes. En este caso, las partes están de acuerdo previamente en que no se permitirán huelgas o cierre patronal si no se llega a un acuerdo en la negociación colectiva. Si no se llega a un acuerdo, entonces se someterá el caso a un árbitro final y obligatorio, cuya decisión será vinculante para ambas partes.

Arbitraje Interestatal

El arbitraje interestatal se utiliza cuando el conflicto laboral involucra a trabajadores que cruzan las fronteras interestatales. En este caso, la Ley de relaciones laborales interestatales (Labor Management Relations Act) se aplica y el conflicto se resuelve a través de arbitraje interestatal o una orden judicial.

Conclusion

En conclusión, el arbitraje laboral es un proceso efectivo y eficiente para resolver conflictos laborales. Los diferentes tipos de arbitraje laboral que hemos explorado en este artículo ofrecen opciones para resolver conflictos laborales de una manera que sea justa y equitativa para ambas partes. Saber cuándo y cómo utilizar estas opciones puede ser importante en la resolución exitosa de un conflicto laboral.