Cómo mediar en conflictos laborales

Introducción

Los conflictos laborales son algo que ocurren en cualquier empresa, sin importar su tamaño o el sector en el que trabaje. Si un empleado no está contento con algo, puede convertirse en un problema que debe ser abordado y resuelto de inmediato. Por eso, es importante que las empresas tengan políticas y procedimientos claros en su lugar para manejar estos conflictos. Pero incluso con las mejores políticas y procedimientos, los conflictos laborales pueden ocurrir. En esos casos, es esencial que los empleados involucrados y la empresa trabajen juntos para encontrar una solución. Eso es donde la mediación puede ser útil. En este artículo, examinaremos cómo mediar en conflictos laborales y los pasos que se deben seguir para encontrar una solución satisfactoria para todas las partes involucradas.

Paso 1: Prepararse para la mediación

Antes de entrar en una sesión de mediación, es importante que todas las partes involucradas se preparen adecuadamente. Esto significa que deben tomarse el tiempo para entender el problema y cómo llegaron allí. La empresa debe tener una idea clara de cuáles son las políticas y procedimientos relevantes, así como un conocimiento profundo de las posibles soluciones. Los empleados involucrados también deben entender por qué están en desacuerdo y tener una idea de lo que quieren lograr. Esto significa que deben tomar el tiempo para reflexionar sobre el problema y prepararse para la discusión. Será útil para todas las partes involucradas si pueden proporcionar documentación relevante, como emails o notas de reuniones, para apoyar sus argumentos.

Consejo:

Es esencial que todas las partes involucradas en la mediación tengan una mente abierta y estén dispuestas a comprometerse. Si alguna de las partes tiene una actitud inflexible, será difícil encontrar una solución satisfactoria.

Paso 2: Realizar la sesión de mediación

La sesión de mediación en sí es el proceso en el que las partes involucradas se sientan juntas y discuten el problema con un mediador presente. El mediador es un tercero objetivo que está allí para ayudar a facilitar la discusión y guiar a las partes hacia una solución. El mediador no está allí para tomar decisiones por ninguna de las partes, sino para ayudarlos a llegar a una solución por sí mismos. Durante la sesión de mediación, se deben seguir ciertas reglas para mantener la discusión constructiva. Todos deben tener la oportunidad de hablar sin interrupciones, y todos deben estar dispuestos a escuchar. El mediador puede sugerir posibles soluciones, pero es importante que todas las partes involucradas sientan que tienen una voz en la discusión.

Consejo:

Durante la sesión de mediación, es importante mantener una actitud respetuosa y profesional. Todos deben sentirse seguros de decir lo que piensan sin miedo a represalias.

Paso 3: Llegar a un acuerdo

Al final de la sesión de mediación, las partes involucradas deben sentir que se ha llegado a una solución satisfactoria. Si se llega a un acuerdo, se debe redactar un documento formal que detalle los términos del acuerdo. Esto incluirá los compromisos que cada parte debe hacer y cualquier acción que deba tomar. Es importante que todas las partes involucradas revisen y firmen el documento y que una copia se mantenga en los registros de la empresa.

Consejo:

Asegúrese de registrar el acuerdo de una forma que sea fácil de entender y que no deje lugar a ambigüedad.

Conclusión

La mediación puede ser una forma efectiva de resolver conflictos laborales. Es esencial que todas las partes involucradas estén dispuestas a comprometerse y tengan una mente abierta durante el proceso de mediación. Al final de la sesión de mediación, se debe llegar a un acuerdo formal que detalle los términos de la solución. Aunque no todos los conflictos laborales se pueden resolver mediante la mediación, es útil como una herramienta que la empresa debe tener en su arsenal para resolver los problemas de manera efectiva y rápida.

Lista de consejos adicionales

  • Conozca las políticas y procedimientos de la empresa.
  • Permita que todas las partes involucradas tengan una voz en el proceso de mediación.
  • Mantenga una actitud comprensiva y respetuosa durante la mediación.
  • Deje en claro los términos del acuerdo por escrito.
  • Registre el acuerdo de una forma fácil de entender.